viernes, 27 de marzo de 2009

Paellas de fallas




El día 17 de marzo hicimos una noche de paellas populares en la calle. Se hicieron 4 paellas para cerca de 40 personas, a lo largo de la noche, a ritmo de los ultraconocidos grandes éxitos ochenteros, disfrutamos de el olor de la leña, el humo y el socarraet de la paella típica valenciana.
Solo nuestra paella era vegana, de la que más de 12 personas disfrutaron con mucho gusto, y fue la que acabó antes de prepararse.

Cuando ya habíamos acabado se presentaron los policias locales a pedir documentaciones porque según parece la autoridad prohibe las expresiones populares valencianas tales como hacer paellas en la calle, y para cualquier cosa hay que solicitar permisos, aún cuando las paellas estaban terminadas insistieron hasta ponerse especialmente pesados en que alguien aportase su DNI, al final un compañero dió el suyo, porque sino habría que haberlos invitado a paella, ya que no se querían ir. Con multitud de calles cortadas por "Casals Fallers" desde principio de mes, mascletàs, despertàs, pasacalles, petardos... no nos dejan ni siquiera hacer unas paellas tranquilos.
Cuando se fueron continuó la cena y la fiesta tranquilamente.

Primera jornada de curro en el Huerto



n
Hoy hemos ido a darle al huerto un ratito, con las herramientas apropiadas y empezar a sacar la tierra para labrarla de debajo de toda la basura que había.
Han salido varios palmitos de entre la broza y una mata de acelgas salvajes.
Tiene agua cerca y una pequeña acequia que hay que limpiar para regar la huerta.
Ahora solo tenemos que darle caña para poder plantar todavía algo, aunque se nos ha hecho un poco tarde.

Ya tenemos huerto en el pueblo!



l
Hemos conseguido un huerto para cultivar nuestras propias verduras y hortalizas.
Estas son las fotos de como nos lo hemos encontrado, lleno de mala hierba y abandonado.

martes, 3 de marzo de 2009

Cardos en crema de nueces.

Ingredientes:

200gr de cardo.
50gr de nueces.
1 cebolla mediana.
2 dientes de ajo.
1/2 litro de batido de soja.
Unas cucharadas de harina de trigo.
Sal.
Pimienta.
Aceite.

Preparación:

El cardo lo limpiamos quitando los hilos, estirando desde los extremos y raspando la parte de atrás hasta quitar la fina capa que amarga. Una vez los hayamos cortado en porciones de unos 8 centímetros y en "carne viva" los ponemos a cocer en una olla durante unos 20 minutos.
Por otro lado, preparamos la salsa de nueces, que vendrá a ser una especie de bechamel, puesto que vamos a seguir este modo de preparación.
Ahora picamos la cebolla y el ajo muy fino y los salteamos en una olla de metal junto con las nueces hasta que se doren. Una vez dorado, bajamos el fuego al mínimo y añadimos un par de cucharadas de harina, movemos constantemente la mezcla con una barilla mientras vertemos poco a poco el resto del batido de soja.
Retiramos del fuego la olla, añadimos una cucharadita de pimienta y sal, y batimos la mezcla hasta que las nueces desaparezcan entre la crema. Volvemos a colocarlo en el fuego y seguimos moviendo la crema unos minutos más a fuego lento.
Si la crema queda muy ligera, añadimos una cucharadita más de harina, y seguimos la misma rutina de mover sin parar.
Escurrimos los cardos, los colocamos en una fuente para horno y vertemos sobre ellos la crema de nueces, colocamos la fuente en el horno con el grill encendido, y dejamos que se gratine la crema durante unos minutos, controlando que no se llegue a quemar.

La crema me queda muy líquida
Hay que tener en cuenta que la harina tarda un poco en espesar la crema, así que cuando le añadimos harina, hay que hacerlo poco a poco, si no, subirá y quedará una pasta demasiado pesada y desagradable.

Delicioso.
Si bien es más por la crema que por los cardos, que no son demasiado sabrosos en general, este plato ha sido uno de los que más me han gustado últimamente, especialmente agradable y muy acertado en la elección de las nueces para la crema.
Os recomiendo probarlo, y si os gusta el picante, un punto más allá del habitual de la pimienta le da un gusto impresionante.

Vómito.
Las fotos eran tan difíciles de sacar una vez vertida la crema sobre los cardos, que he estado a apunto de llamar al plato vómito, porque es lo que parecen todas ellas, incluído ésta, jejjeje.
A ver si empiezo a preveer el plato de muestra para las fotos, que con el tiempo que llevo con esto ya me podría haber acostumbrado.

Zumo de rábanos

Ingredientes:

Un manojo de rábanos.
Licuadora.

Preparación:

Lavamos los rábanos y los licuamos. De la licuadora al vaso...

Y del vaso a la pila.
Jajajaja, ni se os ocurra hacer un zumo de rábano, es una de las cosas más desagradables que he probado desde que se me ocurrió la brillante idea de hacer un zumo de cebollas entre ríos de lágrimas que brotaban de mis ojos. No sé si era la traducción o que la persona que se inventó el remedio contra los costipados estaba enajenada, pero desde luego tanto éste, como el de rábano del otro día, era imbebible.

¿A quién se le ocurre hacer zumo de rábano? ¿En qué estabas pensando?
Pues a mí, solo a mí, jeje. Como para preparar la "sobrasada" vegana hay que utilizar la pulpa de zanahorias licuadas para darle la textura adecuada, pensé que tal vez el rábano le iría bien, además de que tenía unos manojos de sobra en el frigorífico. El caso es que para no tirar el zumo se me ocurrió probarlo, desde luego fue una pésima idea.

Aún se están riendo.
Cuando dije en la mesa:
-Ni se os ocurra hacer zumo de rábano.
Me preguntaron porqué y les dije:
-Porque está muy malo.
Se empezaron a reir, y les costó un buen rato parar, para responderme:
-A quién se le ocurre?