lunes, 8 de septiembre de 2008

Macarrones "no puedo dormir"

Ingredientes:

150g de macarrones.
1 Cebolla mediana.
3 Champiñones.
8 o 9 Olivas verdes deshuesadas.
1 diente de ajo.
3 Tomates maduros.
Pimentón de la Vera.
Nuez moscada.
Sal
Aceite.

Preparación:

En una olla ponemos agua a hervir, con un poco de sal y un chorrito de aceite de girasol. Cuando el agua esté hirviendo, vertemos los macarrones.
Por otro lado, picamos la cebolla y las olivas, laminamos los champiñones y los ponemos en una sartén a sofreirse. Vamos troceando los tomates y picamos el ajo muy fino, cuando la cebolla esté doradita, le añadimos el tomate, lo movemos bien, controlamos que el fuego no esté muy fuerte, y añadimos una cucharadita de pimentón y una pizca de nuez moscada. Sofreimos hasta que el tomate pierda el agua.
Cuando los macarrones estén listos, que vienen a ser 10 minutos, aunque depende de marcas, escurrimos la pasta, y sobre un plato llano grande, en el que abremos colocado la salsa como fondo, vertemos los macarrones. Encendemos el horno por arriba para gratinarlos, y dejamos que el horno haga su trabajo durante unos 10 minutos, aunque hay que ir controlando para que no se quemen, depende de cada horno.
Cuando se hayan tostado bien los macarrones, basta con dejar que se enfríe el plato y servir.
A disfrutar de un resopón dominguero.

¿A las 2 de la mañana te has comido ese plato?
Pufff.. Los domingos me saturan, y me es imposible nopensar en comer un plato de pasta cuando veo que la noche no me hace dormir. Los cambios de estación, la tensión acumulada, los horarios fluctuantes, convierten cada domingo en un día pesado e interminable. La pasta satura mi mente y me sacia. Me abre el camino a la cama.

Macarrones gratinados.
La pasta cuando la pones al horno, y comienza a gratinarse va adquiriendo una tonalidad oscura, parece que se queman, y entonces es su momento especial, cuando cruje al morderla. La pasta tostada es un placer y una delicia, además de fácil de conseguir.

Pasta con tomate.
Sencillo y relativamente rápido, 20-25 minutos, la pasta con tomate, en sus diferentes variedades es un plato habitual y recurrente en la mesa de casi cada casa de la gente que conozco, vegetariana o no. Puede que sea algo cultural, pero sobre todo para la gente joven supone un plato asequible por sus combinaciones y porque son ingredientes que suelen estár disponibles en cualquier casa.

4 comentarios:

petitavegana dijo...

Tofurrinyuu! Què passa?! Veig que els diumenges et costen de passar...mmmm... És una bona manera de provocar que et vingui la son...sí...però...¿¿A LAS 2 DE LA MAÑANA TE HAS COMIDO TODO ESTO??? juos juos juos!!
Àpali doncs, que avui ja és dilluns i tornes a tenir energia per parar un carro! I demà.. només quedaran 3 dies per el cap de setmana!!! Ànims i a cuidar-se s'ha dit!!!

petitavegana dijo...

Eeeeccoooo! eeeccooo! eeccoo!!
Toooffuuu...ofu...ofu..ofu...!
...que estas de vacances?? o estas de voleiuu??
Va! que ja et trobem a faltar!

Anónimo dijo...

bueno, bueno esos trasnochadores, yo tampoco hasta buuffff asi que entiendo ese afan deborador, seria estupendo que se hicieran las 3 o las 4 y plato de pasta rico,rico mientras charras con alguien.
comer solo es un rollo.

tofu dijo...

Sí, anónimx.
Las noches se hacen largas y llega el temido hambre de la medianoche, cuando las neveras tiemblan y las manecillas de los relojes se paran.
Entoces la gula nos lleva a la cocina, donde todo lo que esté a nuestro alcance cae en nuestras fauces.
Con alguien al lado, incluso unas pipas son suficiente para aguantar el silencio de los domingos.

Petitavegana, ya he tornat, que se n'havíem anat al Bierzo a passar uns dies de muntanya i relax. Però ja etem ací de nou.